¿Qué es el empoderamiento de las mujeres?

En épocas anteriores las mujeres carecían de derechos y de participación en la sociedad, y no solo era una cuestión legal, sino también moral puesto que tampoco tenían control y dominio de su propia vida, el término de empoderamiento de la mujer, fue otorgado por primera vez de manera formal en un encuentro celebrado en la ciudad de Beijing en 1995, denominado Conferencia Mundial de las Mujeres, su objetivo principal era aumentar la visibilidad de la mujer en la toma de decisiones y su participación en el poder, en esta se marcaron dos objetivos estratégicos:

  1. Garantizar a las mujeres igualdad de acceso y la plena participación en las estructuras de poder y en la adopción de decisiones.
  2. Aumentar la capacidad de las mujeres de participar en la adopción de decisiones y en los niveles directivos.

Hoy en día habiendo tantos derechos de igualdad de género aún se ve la discriminación por parte de comunidades y personas. El género femenino sigue sufriendo las desigualdades sociales y laborales que existen en el mundo, esto en algunas ocasiones nos hace sentir inferiores como si no pudiéramos hacer nada en contra de las adversidades, pero por ello tenemos que demostrar a todo el planeta que la mujer actual no es solo una mujer trabajadora que lucha por conciliar la vida personal y laboral, sino que también es una mujer consciente del gran poder que tiene y de todo lo que puede hacer para conseguir un mundo más justo y equilibrado.

Para poder desarrollar el empoderamiento femenino necesitas de los siguientes aspectos:

  1. Recursos económicos, en algunas ocasiones no es el más indispensable, pero el dinero y las posesiones influyen en la calidad de vida, como lo es el acceso a la educación, salud, seguridad, entre otros.
  2. El conocimiento, uno de los más importantes pilares puesto que ayuda a las destrezas, habilidades, capacidades y aptitudes, exhibidas verbal y no verbal.
  3. Piensa siempre en el beneficio personal y comunitario.
  4. Siempre maneja un plan de gestión en cuanto al uso de técnicas y manejo de procedimientos para alcanzar los objetivos.
  5. Capacidad de promover el pensamiento crítico y la reflexión, dirigido a la capacitación y formación de otras mujeres.
  6. Estar motivada, la fuerza interna, el deseo psicológico, lo que impulsa a las mujeres, su autoestima, convicciones, y creencias acerca de su estilo de vida.

Por último, veamos qué características podemos observar en una mujer empoderada:

  1. Se informa y trata de conocer aquellos temas que le interesan
  2. Buscar formarse y adquirir capacidades nuevas
  3. Es responsable
  4. Se conoce y acepta a sí misma
  5. Tiene una autoestima y una auto-confianza adecuada
  6. Es consciente de la importancia de cuidarse a sí misma
  7. Sabe cómo son sus relaciones sociales y cuida aquellas que merezcan la pena, busca relaciones equilibradas y sin una dependencia emocional tóxica.
  8. Es consciente de la importancia de establecer límites en sus relaciones interpersonales.
  9. Es capaz de planificar su tiempo, estableciendo objetivos, necesidades y prioridades.
  10. Sabe cómo tomar decisiones.
  11. Trata de solucionar los conflictos de la mejor manera posible para todas las partes.
  12. Se comunica poniendo en marcha sus habilidades sociales, de forma que tiene en cuenta los derechos de los demás y los suyos propios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *