Disciplina, gestión del tiempo y la productividad

En ocasiones tenemos tantas tareas y actividades pendientes en la cabeza que no sabemos cómo organizarnos, la gestión del tiempo es lo más importante a la hora de abordar negocios y tener éxito, cuando no se tiene un control del tiempo es baja la productividad, la persona que no es capaz de gestionar su tiempo no tiene la capacidad para administrar o liderar, uno de los principales problemas de la mala gestión es porque siempre atendemos en orden las solicitudes dejando que los agentes externos tomen control del tiempo, pero esto no es de preocupación ya que te daremos las claves para poder gestionar tu tiempo y tener mayor productividad en tus negocios.

Algunos tips para empezar a organizar y poder gestionar el tiempo y la productividad

  1. Planifica con antelación
  2. Establece prioridades en tus tareas
  3. Haz las tareas más difíciles a primera hora
  4. Identifica y elimina las distracciones
  5. Aprovecha los momentos improductivos
  6. Evita la postergar las tareas pendientes
  7. Agrupa las tareas en temáticas
  8. Sé realista con tus plazos
  9. Mide en qué gastas el tiempo
  10. Descansa
  11. Identifica tus horas de mayor rendimiento
  12. Trabaja por bloques de tiempo
  13. Marca límites de tiempo
  14. Organiza tu zona de trabajo
  15. Mantén sana tu oficina
  16. Contrata un mentor o haz un curso sobre gestión de tiempo
  17. Divide las tareas en acciones pequeñas
  18. Cuida tu alimentación
  19. No ajustes demasiado tu agenda
  20. Acuérdate de tomar algunas pausas para retomar fuerzas

Cuando ya hayas cumplido todos estos tips notaras que trae innumerables ventajas en tu vida, esta son algunas ventajas:

  1. Aumentar el control
  2. Menos estrés
  3. Más Productividad
  4. Tiempo libre
  5. Balance personal
  6. Mejores oportunidades
  7. Más felicidad

Si tenemos metas y objetivos establecidos en la vida, tendremos una brújula interior que nos guía hacia ellos y nos ayude a tomar las decisiones. Si no tenemos metas ni objetivos, iremos sin rumbo y no tendremos ningún control sobre el puerto al que arribamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *